Educación para el futuro

Publicado enero 13, 2009 por Diana Laura

De un artículo mucho más extenso cuya introducción puede obviarse, reproduzco el siguiente fragmento que me pareció muy bueno para tener en cuenta:
La educación del futuro

¿Qué mensajes estamos transmitiendo a los educandos sobre el futuro? Si bien es cierto que toda educación es para el futuro, en muchos de los esquemas educativos actuales, pareciera que la existencia de éste quedara implícita en la tarea de aprender información, recordar fechas y datos, y aprender procedimientos lingüísticos y matemáticos. Dejamos al estudiante la tarea de cumplir con los requisitos diarios y esperar; la esperanza ante la carencia de asertividad.

Es necesario entonces proporcionar al estudiante, desde el nivel preescolar hasta el nivel superior, elementos para ubicarse él mismo en el tiempo y el devenir de su historia, la del país y la del planeta
Entre los elementos que le ayudarán a lograrlo, se encuentran tres habilidades:

-Comprensión y manejo de la temporalidad
-Creatividad y diseño de opciones y soluciones
-Detección y aprehensión de la relevancia de los actos y conductas

Temporalidad

La comprensión y manejo de la temporalidad no se refiere necesariamente a la comprensión del tiempo histórico, cuándo ocurrieron los hechos y su duración; de hecho, es de sorprenderse como también la historia, como asignatura escolar, es convertida en ocasiones en una enseñanza de fotografías fijas donde el alumno no tiene la más mínima idea del devenir del tiempo.

Asombrado quedaría un estudiante al escuchar alguna relación entre una sinfonía de Bruckner con Juárez y Maximiliano, o de un cuadro de Caravaggio con la geometría analítica. La enseñanza temática, no tiene que ver con la historia; la biología, la física, las matemáticas y la geografía se presentan de manera atemporal.

Tan solo solicite a un alumno aún de licenciatura, que describa algo de las culturas mexicanas mientras nacía Jesucristo; en una encuesta de 100 personas consultadas el 88 por ciento contestó que Tenochtitlán se encontraba en su apogeo, habitado por los aztecas; cerca de un 8 por ciento asignó a la fecha el esplendor de la cultura maya, y el 4 por ciento restante, manifestó que sí lo sabía cuando estaba en la escuela, pero que ya lo olvidó.

La historicidad del conocimiento, y aún la Historia misma, es presentada como un conjunto de sucesos y fechas en las cuales los personajes parecieran aparecer como en una obra teatral, en partes separadas y con temas diversos
África no existe cuando se estudia la revolución francesa, y en el México colonial, el mundo se reduce a la relación productiva entre conquistadores y conquistados, desapareciendo la ciencia y el arte.

Motivadamente se lee sobre la revolución francesa en algún libro de texto, y se termina el capítulo abruptamente, para pasar después al siglo XIX con el tema de las independencias de los países latinoamericanos. Sale de la escena Francia y entra Latinoamérica, o lo que es lo mismo, cuentos cortos del quehacer histórico.

¿Hidalgo hablaba francés?, puede preguntarse a un estudiante, y muy probablemente la respuesta sea: ¿Y eso que tiene que ver, lo mismo da que supiera chino o náhuatl?.

Es por ello, que una vez cumplida la certificación educativa, se olvidan los hechos rápidamente. La temporalidad ha sido convertida en una base de datos y series históricas temáticas.

El desarrollo de la temporalidad, debe referirse entonces a la capacidad de interrelación de los hechos presentes con lo que nos espera en el futuro, a la capacidad de comprender que el futuro está dado en gran parte por las acciones del presente.

La enseñanza central de la temporalidad está en cambiar el concepto de observador al de constructor. Del determinismo a una acción prospectiva, que le dé sentido a la vida: Hay futuro, porque yo tengo que decir mucho acerca de él.

Inclusive en el niño preescolar, es posible transmitir este concepto. Si Lulú, de 5 años, quiere ser doctora, algo puede hacerse ya para lograrlo; puede ser doctora el día de hoy, proporcionando salud poniendo la basura en su lugar, cuidando el medio ambiente y su limpieza personal. Desde esas edades, es posible transmitir al niño la posibilidad de ser constructor del futuro.

Creatividad

La siguiente habilidad necesaria para la educación sobre el futuro, es una creatividad constructiva, que transforme el paradigma del: No vale la pena intentarlo, hacia: ¿Cómo puedo lograrlo?

Sin embargo, la creatividad ha sido convertida muchas veces en un artículo gracioso de consumo, y tema de café en los desayunos mensuales de los padres de los escolares. Una creatividad ligera, que no debe, desde el punto de vista de la sociedad, llegar al cuestionamiento y propuestas o paradigmas innovadores de las estructuras sociales (4).

La creatividad como elemento de desarrollo personal y adaptación exitosa al entorno y las propias necesidades, no siempre va acorde con los paradigmas actuales de consumo y enriquecimiento material.

Los valores asociados al quehacer creativo se relacionan con la interacción social, la flexibilidad, el respeto hacia la diversidad, la autoestima y la capacidad de comunicación, pero no está muy claro si las familias, los profesores, las empresas y la sociedad desean seres creativos más allá que la graciosa idea original que no trastoca las estructuras de los hábitos y costumbres.

Se establece entonces una contradicción en el educando, entre los valores que se le predican y las conductas que se les requieren. Trabajo en equipo, se contrapone a la competitividad individual; sometimiento al estatus social inhibe cualquier disidencia, ambigüedad, oposición y relación con elementos no convencionales, que son herramientas del ser creativo; individualidad se opone a evaluación de respuestas estereotipadas y aprendidas; justa humillación por no responder de manera convencional, se contrapone a la respuesta ambigua o cuestionadora.

Relevancia

La tercera habilidad requerida en la educación hacia el futuro, es la relevancia, la experiencia de quien conoce lo que es importante y lo que es accesorio; lo que es trascendente y lo que es coyuntural. El desarrollo de esta habilidad hace mirar al estudiante, del examen del día siguiente, hacia un horizonte para su vida, la de su familia y la del país.

Conclusión

Estos tres elementos son entonces habilidades requeridas para una educación hacia el futuro, un paradigma prospectivo pero, en la práctica, ¿qué escuchan nuestros alumnos e hijos el día de hoy de parte de los adultos?
¿Escucharán acaso los temarios para las preguntas del examen por venir, las carencias del México actual; la situación fatídica de la falta de trabajo y las condiciones deficientes de la calidad de vida; el laberinto inacabable de la inseguridad, impunidad y corrupción?, ¿o logran escuchar frases motivadoras que le entusiasman a construir por ellos mismos el México que desean?

Lo que escuchan los jóvenes y niños mexicanos de parte de los adultos, conforma su visión del futuro, y ésta es en gran parte responsable de su actuación presente.

La tarea de la prospectiva y de los responsables de impartir la educación, tiene n una responsabilidad: pasar de la cita elegante de autores y bibliografía, al despertar en los niños y jóvenes, el deseo y la confianza de que es posible construir su futuro

Notas:
1) INDAUTOR, 2004 Derechos Reservados
2) Raúl Garduño es Maestro en Ciencias, Miembro del Subnodo Futuro México y de la Fundación Javier Barros Sierra.
Artículo publicado en Revista Electrónica Millenium (México), ONU, volumen 3, 2004.
Reimpresión Boletín Veracruz de la Organización Mundial de Educación Preescolar.
Publicado con autorización del autor para la revista Prospecti…va
3) La mecánica cuántica presenta el mundo como un abanico de escenarios asociados a una probabilidad. El futuro es el conjunto de los universos paralelos y sus probabilidades de ocurrencia
La historia es esta: Erwin Schödinger, que a los amigos nos permite llamarle simplemente Erwin, tenía un gato. Un día se le ocurrió una idea, que afortunadamente quedó en su mente.
Se dijo para sí: Meteré a mi gato dentro de una caja opaca, adentro de ella una ampolla de vidrio con un activo veneno muy volátil; arriba de la ampolla colocaré un martillo de manera que si cae el martillo, romperá la ampolla y el veneno mataría al gato. El martillo estará conectado también a un detector de partículas radioactivas y un material radiactivo, de manera que. si el material emite una partícula, activa el detector, este suelta el martillo, ésta rompe la ampolla, se libera el veneno y el gato muere. El infeliz estará en la caja durante una hora
La pregunta es, sin abrir la caja, ¿el gato está muerto o vivo al cabo de esa hora?
Mientras el imaginario gato se debatía entre la vida y la muerte, expertos en física cuántica, llegaron a una conclusión, llamada la Interpretación de Copenhague: el futuro es un conjunto de mundos paralelos que existen con su probabilidad correspondiente; el gato esta vivo y muerto mientras no se abra la caja, al abrirla se definen uno de esos dos mundos paralelos
Sin intentar seguir en esta historia, para lo cual remitimos al lector al interesante tema de la mecánica gatuno-cuántica, diremos que una manera de estudiar el futuro, es considerar cuáles son estos mundos posibles y probables, esto es, los escenarios
4) Garduño, R.; ¿Creatividad para qué?, Edición agotada (2004), si desea material al respecto solicitar al autor en futurosdemexico@yahoo.com

Autor: Raúl Garduño Ochoa (2)
www.nodofuturomexico.org

Anuncios

2 comentarios el “Educación para el futuro

  • Cuantos recuerdos universitarios me trae el gato y la caja. Y es cierto, (o no, ya que estamos en física cuántica), que la consideración de mundos posibles y probables nos podría, no sin cierto esfuerzo, llevar a encontrar esos escenarios , que me permito predecir mejores para la educación y la enseñanza en general.
    Manos a la obra pues. Y cuando abramos la caja, si el gato murió. Digna sepultura y…otro gato.
    Saludos

  • Responder

    Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: