Qué lacras tolerar y cuáles no…

Publicado julio 26, 2008 por Diana Laura

Me preguntó Martín desde su blog

:¿Dónde empieza nuestra labor como educadores y hasta dónde debemos ser tolerantes con “irrespetuosos y desvergonzados”?. ¿Cuáles son las “lacras educativas y/o morales” que si toleramos y cuáles no?.
Preguntas para nota querida Diana.
Saludos.

Nuestra labor como educadores comenzó el primer día que pisamos una aula y desde entonces se convirtió en una constante. Uno es educador siempre… SIn olvidarnos de nosotros mismos, por supuesto.

Y ser educador no es ser “la segunda mamá”, ni la/el “amigo incondicional”, carriles por los que se corre el grave peligro de olvidar la marcación de límites. Nosotros estamos preparando gente para la vida del estudio superior y del trabajo. Y si es posible para la excelencia (Si pretendemos alguna vez insertarnos en el primer mundo)

En las antípodas de esos dos modelos que menciono, está el docente implacable, insensible, el dictador y omnipotente. Tampoco sirve.

Lograr una línea central no es nada fácil pues la firmeza debe ir acompañada con la contención que demandan algunos grupos e individuos. Contención que en más de una oportunidad necesita de la asistencia de gente especializada pues desborda nuestra competencia.

Los chicos de hoy necesitan parámetros claros. Deben saber que hay cosas que se negociarán y otras que no.

No negociar sobre todo, el respeto entre pares o entre dispares.; pero dar la oportunidad del perdón (que no debiera instalarse como un continuo).

Personalmente, no tolero la mentira, el engaño y las procacidades.

Al mentiroso puedo darle la oportunidad de excusarse y enmendarse.

Al procaz, puedo, tal vez, demostrarle que hay otras maneras de comunicarse que son más aceptables.Aunque lleve su tiempo.

Creo que cuando se llega a extremos como los que hemos visto en la televisión últimamente, está fallando, más que el docente, la institución misma como integralidad, pues parece que ha dejado a la deriva a las víctimas del aula.

La docencia no es un sacerdocio. Es una vocación con objetivos muy claros. Corresponde que hagamos un análisis en múltioples direcciones, en esta difícil sociedad que nos toca convivir.

El tema deja mucha tela que cortar, por supuesto, pero no quería dejar pasar las respuestas debidas a Martín.

Anuncios

4 comentarios el “Qué lacras tolerar y cuáles no…

  • En breve retomaremos esta charla, mientras tanto escribo un post en mi blog y echo un poco más de leña al fuego…, pero prometo que no arderá nadie.

  • No me olvido de esta charla Diana, pero me gustaría que mirases la presentación que he puesto en mi blog, se llama DESDE BRASIL AL CIELO y va de “profesores apaxionados”

  • Responder

    Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: